Recalces

Recalces

fotos-recalces

Es una técnica análoga a un micropilotaje, con la salvedad que la cimentación existente actúa como elemento transmisor de las cargas al micropilote.

Esta técnica se utiliza en edificios ya construidos, que por asientos de la cimentación existente, origina la aparición de fisuras en el edificio.

Primeramente se debe dimensionar el recalce de la cimentación existente, partiendo que el elemento resistente va a ser el propio micropilote, actuando la cimentación existente como elemento transmisor de las cargas.

En otros casos, como la cimentación existente no es de buena calidad para trabajar como transmisor de carga, se procedería a realizar un micropilotaje convencional, formando un encepado nuevo en los micropilotes, y conectándolo a la antigua cimentación.

En caso de que la antigua cimentación pueda transmitir la carga al micropilote, esta dependerá del canto de la zapata o elemento de cimentación, del diámetro del micropilote y de la adherencia entre la lechada o mortero del micropilote con su armadura y el hormigón de la zapata.

En caso de que no pueda transmitir las cargas al micropilote, se deberá realizar un recrecido de la cimentación.