Inyecciones

Inyecciones

inyecciones

Las inyecciones, refiriéndonos a un ámbito geotécnico, son un tratamiento de mejora del terreno (suelos o rocas) consistente en la introducción dentro de la estructura del mismo de un fluido bombeable que, posteriormente, una vez endurecido incrementa las propiedades del medio, tanto mecánicas (resistencia, deformabilidad) como físicas (densidad, permeabilidad). Los productos de inyección más habituales son de base cementicia, es decir, lechadas con algún tipo de aditivo como bentonitas o arcillas.

Los tipos de inyecciones son:

  • De impregnación

Tienen como misión fundamental, reducir la permeabilidad del terreno.

En este tipo de tratamiento los huecos susceptibles de impregnación van siendo cada vez de menor diámetro. Este tratamiento por impregnación, sin rotura del terreno, exige, por tanto el empleo de mezclas sucesivamente más penetrantes en taladros intermedios a los tratados con mezclas menos penetrantes destinadas estas ultimas a producir la obturación de las oquedades mayores.

Se limita a bombear a muy baja presión un fluido poco denso que se introducirá por los poros del suelo o las discontinuidades del macizo rocoso, rellenándolas con la consecuente mejora de su comportamiento. Este método es empleado habitualmente como mejora de la impermeabilidad del terreno. Este tratamiento no resulta eficaz en suelos cohesivos.

  • De compactación

Su fundamento reside en la densificación del suelo al introducir en él una masa viscosa a presión media. En ningún momento se pretende que el producto inyectado penetre entre los poros del terreno o lo fracture. Sólo se busca su compactación para conseguir el aumento de su resistencia mecánica y disminuir su deformabilidad.

  • De fracturación

Consiste en aplicar, a través de tubos de plástico o de acero equipados con manguitos de inyección, una fracturación hidráulica sistemática y controlada del terreno, empleando lechadas estables de cemento para mejorar sus propiedades mecánicas. El uso correcto de esta técnica, que puede aplicarse a cualquier tipo de suelo y roca blanda asegura movimientos no superiores a dos o tres milímetros en construcciones o servicios existentes en el entorno de la inyección

Las fases de ejecución de este tipo de inyección se resumen en el siguiente esquema.